La Esperanza  

Publicado por isla_errante


a cascada es refrescante, cae limpia sobre el remanso del rió.
as azucenas y los lirios, con su azul y amarillo pintan el paisaje.
El sol esta alcanzando su cenit se ve a través de esos robles añejos, la esperanza camina sobre la hierba aun mojada del roció persistente en primavera.
Se viste con ropas curtidas por ella misma, y en su cinturón ciñe una daga, pone trampas para cazar pequeños animales, su pelo es cobrizo como su piel.
Sus ojos negros rasgados miraban con intensidad, parecía que escrutaba el alma de su madre en el bosque desde que murió en el.
Es un espíritu libre, y que no es cautiva de la desesperanza.

Por: Isla-ErranTe

This entry was posted on 16:43 and is filed under . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

4 Viajeros Han Llegado a Esta Isla

Anónimo  

He leído "La esperanza", "Recuerdas" y "La ciudad", la que más me ha gustado ha sido la esperanza, creo que describes a un personaje que es libre y que sólo le queda eso, la esperanza para seguir vivo pero no se queja, también me ha gustado Recuerdas, el ser humano que amaste con el eterno masculino y el amor todo junto, un amor romántico y especial con la caducidad que supone el bisonte que ya está fuera de su lugar, porque le han robado su mundo. Me han gustado estos dos más por ser más poéticos que el de La ciudad, que también está bien, porque hablas en él de la especulación inmobiliaria en la ciudad de Valencia y de todos los pelotazos de la construcción, me ha hecho recordar que mañana hay que ir a la manifestación por el país que se hace en la plaza de San Agustín, a ver si repetimos el éxito de la de ja hi ha prou. Bien, venga hasta otra y ya os llamaré el jueves día 11 a las 17 horas. Me ha encantado la forma tan poética que tienes de escribir aunque cuando te pones en plan "dura" vaya, vaya, je, je, je... Vicent.

Me encanta que te gusten , aun me quedan muchos por publicar, y mas duros pero esos los dejo para mas adelante . Un abrazo

La cascada y su rocío, el paisaje y sus colores, pero sobre todo dónde no existe la desperanza, he decidido venir y recalar; recalar en tu maravillosa, original y única islaerrante, que para otro errante puede ser un lugar sin igual dónde descansar o refugiarse.

Vengo también porque la semilla que sembraste allá ha dado éste, su primer fruto. Imagina la dimensión de lo que vendrá, si tú me permites.

Es un placer haberte encontrado, así estés al otro lado del océano.