La Ciudad  

Publicado por isla_errante


a ciudad, aquella que esta situada detrás de la senda del tiempo, paradoja de sí misma...
El consejo de la ciudad decidió aquella mañana gris que algo tenia que hacer.
La gente estaba descontenta, aires de rebelión empezaban a soplar ¿Que hacer?.
Una idea nació de sus mentes, unirían la cuidad de norte a sur, en un tren subterráneo, venderían la imagen como nexos de unión entre sus pobladores. Hombres buscaron para realizar tan ardua labor; Mujeres no, ellas tan frágiles, ellas tan bellas. Socavaron las entrañas de la tierra, la vieja ciudad se desgarro en su alma.
Destrozaron parques, arboles centenarios sacaron gran cantidad de tierra que pusieron en su río seco, se toparon con ríos subterráneos que tuvieron que congelar. El agua busca otro camino y fue haciendo mella en las casas mas viejas de la ciudad, resquebrajaron sus cimientos y aquel año quiso el ser que trae las lluvias y la niebla, que la lluvia intensa no dejara de caer, finca tras finca se derrumbaron como castillo de naipes. Los especuladores contentos se frotaban las manos, suelo barato donde construir y cobrar altos arrendamientos. La cuidad empezó avisar cuanto ñuveiro cubrió de agua todos los raíles del metro, las bombas de agua no daban abasto a sacar agua, frecuentemente se paralizaba el servicio. Dos lineas mas se unieron, se iba ampliando. El consejo de la ciudad estaba eufórico, había conseguido lo que quería, para poder acabar con la rebelión cambiándola por conformismo.
Hacia ya 500 años que nuestros ancestros llegaron aquí y fundaron la ciudad, llegaron de un mas allá que tal vez no estuviera tan lejos, andando en la senda del tiempo descubrieron el margen de un río, un lugar que evocaba a quedarse.
Hay una gran celebración todo se engalano para poner aire de fiesta, una línea nueva se inauguraría en la celebración, en la nueva línea tuvieron serios problemas y algunas vidas se cobro, que más da solo son daños colaterales, todo por el bien común, todo el trabajo con prisas tiene que estar en el plazo previsto, ¡qué buena idea, el primer viaje lo haría el presidente y su consejeros!.
Hoy recordando ese día, que llegaron los primeros pobladores aquí, junto al río, la ciudad se pone sus mejores galas, todo era celebraciones pero hay algo en la mirada en los ojos que no se ve: Tristeza; Pero estamos de fiesta, el consejo va a cortar la cinta, la tijera parece que va sola dorada, hacia el destino..... Se ve un anden tras otro a través del cristal del vagón, luces de neón alumbran la visión, hay un eco extraño cuanto cruzan el túnel da la impresión de ser angosto, será la velocidad que alcanza el vagón, parece ser eterno este tramo entre estaciones, da la impresión que ríe el viento. ¿No es Impresión?, No, cada vez va mas deprisa y el túnel no tiene fin. Él estomago se les encogía, las nauseas dio paso al vomito, saltaban chispas de los raíles, aunque parece que no están aquí, las curvas trazaban tirabuzones de montaña rusa.
Uno de los consejeros guardo sus nauseas y saco valor allí donde nunca parecía haber estado, se acerco a la cabina del conductor, aquel cristal ahumado y su mareo no dominado, sé hacia casi imposible ver... La puerta no se abría; Algo parece que ve, los ojos pequeños para poder mirar mejor lo que sé esta empezando a ver. Al principio parece una luz casi tenue, sé esta agrandando, toma forma, es cada vez más brillante, se dibuja una capa, alguna forma esta dentro de ella, no se ve bien, parece que tiene algo en la mano, ¿que es?, Intenta buscar un principio en él, descubriéndolo en el suelo, parece un palo largo lo sigue con la mirada despacio mas allá de la cabeza, ¿ qué hay en su final? Le cuesta saber que es, la mano mueve el largo cayado empieza a brillar al mismo tiempo que la silueta del conductor se oscurece, ante la luz que lo ciega unos segundos puede al fin ver, la figura semi curva con filo de cien batallas, sangre de villanos, también de inocentes, que sesga vidas, tiene alma oscura, cruel, liberadora. Ella también se llama venganza, rencor, injusticia y justicia. La capa se movió con un viento imposible y dejo ver a la portadora de la guadaña, mas que verse se adivinaba; Solo se veían sus huesos que forman sus brazos y su antebrazo, esquelética visión con su capa raída en sus bajos. La muerte los señalo con el dedo y luego señalo hacia adelante, el mar se deslumbraba ante ellos, irremediablemente se dirigían hacia sus entrañas, después le hizo mirar hacia atrás, un río arrollador impetuoso les cortaba la retirada El metro se inundo en su totalidad y nunca sé pensó en hacer otro.
Y paso el tiempo..........

La gente empezó a descubrir una ciudad que nacía con arboles frondosos, casas dentro de los arboles bosques en armonía con las viviendas, aprendieron a vivir sin consejo simbiosis de la cohabitación de los seres con la naturaleza, .La senda del tiempo aboca a la senda del olvido por eso nunca se hallo escrito de la ciudad. Yo sé que esto paso por que me lo contó ñubeiro, una tarde que me senté en la montaña de los sueños, él me lo contó al oído, con una suave brisa me relato lo sucedido y con su bruma me dibujo el escenario y sus personajes.

Por: Isla-Errante

This entry was posted on 14:59 and is filed under . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

2 Viajeros Han Llegado a Esta Isla

Felicitaciones por tu blog.

Hermoso material.

Un abrazo desde Argentina.