Ella  

Publicado por isla_errante


aúl es un hombre gris, enjuto en su porte, no mas de metro y medio de estatura, sus cejas pobladas no dejaban ver sus ojos, ni tan siquiera dejaba adivinar su color. Sus labios delgados dibujaban una mueca
curva hacia abajo, que sintonizaban con ese aspecto casi siniestro, que evocaba mas al olvido que al recuerdo. Trabajaba de taxidermista, era su vocación morbosa, le encantaba llenar aquellos pelachos y darle ese aspecto casi tan vivo.



Vivía solo, y solo iba del trabajo a casa, no tenia amigos. Las arrugas marcaban su frente.
Hoy cuanto acabo el trabajo, no volvía por el camino a casa¿ a donde iba Raúl?, sigamos lo. La gran avenida la dejo a un lado, sumergiendose en las callejuelas del casco antiguo, antaño judería maldita y cercada como apestados, en los tiempos donde la cruz separaba a los que no eran de su credo. Serpenteo por por sus entrañas semi oscuras¿ Que buscaba Raúl?. Al fin pareció que encontró lo que buscaba, entro en una especie de tienda tan oscura que desde afuera no se adivinaba su interior. Al salir con el paquete en mano envuelto en papel de embalar, de vuelta a casa su andar taciturno denota que esta pensativo, parece querer dilatar la vuelta.El trueno anunciaba la tormenta que se estaba gestando, cuanto abrió la puerta de su casa empezó a llover y una mujer con gabardina negra se oculto en un portal es tan bella con una melena larga que caía como una cascada y esos ojos que subyugaban y esos labios que invitaban a besarlos, pero Raúl no la vio tan ensimismado en su pequeño tesoro. La ventana de Raúl se ilumino ya había subido los cinco pisos por las escaleras, como siempre no iba el ascensor, corrió las cortinas. la mujer se fue , después de contemplar la escena, dejando que la lluvia mojara ese andar tan excitante, el cual hacia que no podías apartar la mirada, hasta que su figura se borro de la vista.
Al día siguiente llego tarde al trabajo, el jefe se ensaño con el, dio excusas sin sentido, tal vez fue por que el apago tarde las luces de su casa.
Al salir del trabajo su camino acabo en aquel casino lúgubre y sucio, allí estaba esa mujer de gabardina negra pero ahora sin ella deslumbraba a uno con su figura , su cabello caía sobre la barra en la cual se apoyaba bebiendo de su copa, su actitud lasciva, le ponía uno a cien. Tuvo que coger acto de valor para poder acercarse a ella, intercambiaron algunas frases la actitud altiva de ella demostraba el poco interés , no se oía la conversacion entrecortada de el, ella lo humillo verbalmente al final una tremenda carcajada de ella acabo con su pose sentada y se levanto del taburete ,el la intento retener, ella le dio un tremendo guantazo y desapareció del bar. El alborotador estruendo del bar ceso cuanto Raúl cayó al suelo, susurros iban de boca al oído. Cuanto tubo conciencia de todo lo ocurrido ya estaba en casa. Trazo el signo mágico y invoco la presencia de su señor. Surgat, Frimot, Astaroth, Silcharde, Belchard, Guland, mas conocido por su nonbre el cual se nombra el martes como el antiguo dios de la guerra y la discordia: Lucifer. Apareció con un color aromatizado de azufre, con una apariencia de macho cabrio, tal como hace su aparición en los akelarres, con su mirada intrigante , acusadora y de desprecio, tantas veces relatada.
- ¿Por que me molestas?, acuso mas que pregunto.
Quería a la mujer de la gabardina , deseaba poseerla, que ni los conjuros hacían de ella su sierva.
- Perro, infame mortal, pequeño incubo, tu el mas estúpido ignorante, ¿acaso sabes tu como subyugar a tu señor, al señor de las tinieblas, al príncipe de la oscuridad a tu voluntad ?
- No, tartamudeo
- Sabias tu que mi aliada, la única que con su majestuosidad y su belleza subyugo al ángel caído, a la que amare sin poseerla, porque yacer con ella es formar parte de ella, es un poder mas grande que el mio al único poder que yo le rindo pleitesía, por que sirve también a mis fines.
Ella se hizo presente cayendo sus ropas dejaban ver ese cuerpo tan apetecible y a veces tan aterrador, ella era mujer sexy o viejo esqueleto, la apariencia que mas le gustara , la que sirviera a sus fines, de buscas presas para su viejo aliado.
-Ahora tu (señalo con su dedo; el oscuro), que sabes esto, te vendrás conmigo pequeño incubo. Ella hará el trabajo.
La muerte opto por la forma mas apetecible, deseable, mujer joven hermosa. Raúl loco de pasión se dejo seducir por lo que tanto anhelaba , que importaba morir, la tengo es mía. Ella parecía querer dilatar el principio del coito, ahondar en sus entrañas para hacerla suya, sus pechos de miel ¡que dulces¡; Cuanto formo parte de ella, que mas da vivir si el era ella. Lucifer contemplo la escena complacido .
La muerte se fue arrastrando su capa, en su mano brillaba su guadaña, se volvió para ver a su eterno aliado, dibujo una sonrisa picara ¿me deseas?
- Si (contesto el) , pero no quiero formar parte de ti.
rieron tan sarcásticamente, aquella risa que cautivaba de uno al otro


14 de febrero 1990.

Por Isla ErranTe

This entry was posted on 19:43 and is filed under . You can leave a response and follow any responses to this entry through the Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom) .

1 Viajeros Han Llegado a Esta Isla